RSS

Archivo de la etiqueta: chorizo

LOROLISTO Y SU POSTRE SALMANTINO

Bollo Maimón

El bollo Maimón es típico de Salamanca. También se le llama “rosco de bodas salmantino” o “dulce de esponsales”, por estar asociado a las tradicionales bodas charra. El bollo Maimón es un bizcocho casero de antigua tradición. Desde el siglo de oro español, la presencia de este pastel fue habitual en celebraciones y banquetes. Se trata de un bizcocho muy esponjoso, cuyo consumo suele hacerse mojado en chocolate. El aspecto exterior es el de un roscón, de unos 20 centímetros de diámetro y superficie lisa. Sus ingredientes son harina de almidón, azúcar, huevos y ralladura de limón. Es un dulce asociado a bodas y otras celebraciones tradicionales que ha llegado incluso a dar nombre a una forma de baile típico de la comarca salmantina, que se baila en torno a una mesa presidida por el bollo Maimón. De esta costumbre surge la expresión “bailar la rosca”.

Ingredientes

3 huevos
200 g de azúcar
200 g de harina de almidón (Maicena)
corteza de limón rallada

Preparación

Cascar las claras en un cuenco y batir mucho hasta que estén blancas y sueltas; mezclar con el azúcar, el huevo y la corteza de limón rallada hasta que el preparado adopte un color blanco. Seguidamente, agregar la harina de almidón cucharada tras cucharada y mezclar hasta que la harina está bien incorporada. Engrasar un molde para bizcocho y verter en él la preparación. Introducir el molde en el horno, precalentado y cocer de 25 a 30 minutos a 180º hasta que el bollo esté cocido y dorado…………………………

 
1 comentario

Publicado por en enero 9, 2010 en aldealengua

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

LOROLISTO Y OTRO PLATO TIPICO

CABRITO CUCHIFRITO

INGREDIENTES

  • 1 Kg. de cabrito.
  • 4 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 Vasito de vino blanco.
  • Pimentón dulce.
  • Tomillo.
  • 1 huevo cocido.
  • Patatas.
  • Aceite y Sal

Cortar el cabrito en trozos pequeños y salarlos, añadir un chorrito de aceite, tomillo, una cucharadita de pimentón y un vaso de vino blanco. Dejar en maceración durante 2 horas.

  • En una sartén con abundante aceite, freír los trozos hasta que estén dorados, con los ajos picados, 2 hojas de laurel, un poco de pimiento y tomillo.
  • Añadir un vaso de vino blanco, avivar el fuego y dejar reducir durante 10 minutos, tapando la sartén.
  • Servir acompañado de rodajas de patatas hervidas o fritas y huevo duro………………..

 
2 comentarios

Publicado por en enero 9, 2010 en aldealengua

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

LOROLISTO Y LOS PLATOS TIPICOS DE SALAMANCA

COMO HACER UN HORNAZO

INGREDIENTES:

Para la masa
1 kilo de Harina de trigo
1 vaso de aceite de oliva
1 vaso de Vino blanco seco
1 vaso de agua
2 Huevos
50 gramos de manteca de cerdo
1 pellizco de Azúcar
Sal

Para el relleno.
300 gramos de Lomo de cerdo en filetes
150 gramos de Chorizo en rodajas
2 huevos cocidos

MODO DE PREPARACIÓN:
Es una empanada típica de Salamanca que se prepara el Lunes de Aguas (segundo lunes de Pascua), en el que las familias se reúnen en una comida campera. El Lunes de Aguas proviene de una pragmática dictada por Felipe II, por la que las prostitutas eran expulsadas de Salamanca durante toda la Cuaresma, permitiéndoseles volver el 2º lunes de Pascua.
De todas formas, no llego a comprender la relación entre la pragmática antigua y la costumbre actual de ir al campo a comerse un hornazo, pero prometo informarme.
El amigo José T. de Salamanca, al ver la receta me mandó el siguiente e-mail: Creo que la relación entre la pragmática de Felipe II y el día de campo es que las prostitutas eran llevadas durante la Cuaresma al Arrabal, al otro lado del río y los estudiantes iban a buscarlas el Lunes de Aguas en barcas engalanadas y organizaban una gran fiesta en los islotes del río (de ahí las Aguas), llevando hornazos. Hay que añadir que las prostitutas de Salamanca eran jóvenes, que estudiaban el oficio con los estudiantes, para después pasar a la corte.
PREPARACION.
La masa
En un bol poner toda la harina, hacer un agujero en el centro y poner en él la manteca derretida, el aceite, el vino y el agua. Mezclarlo todo muy bien y añadir la sal, un pellizco de azúcar y dos huevos batidos. Amasar con las manos hasta conseguir una masa homogénea. El punto se consigue cuando, al amasar, se ve que la masa no se pega a las paredes del bol, pues cuando se pega es que falta harina. No obstante, poner atención, pues un exceso de harina hace la masa muy densa y es difícil extenderla. Dejar reposar unos 30 minutos, cubierta con un paño.
El relleno
Poner al fuego una sartén con el aceite y echar los filetes de lomo, se les da unas vueltas y se echa el chorizo, cortado en rodajas. Se mueve todo para mezclar y se baja el fuego dejándolo hacerse todo durante unos 5 minutos, entonces se aparta y se reserva.
Cocer dos huevos y cuando estén cocidos cortarlos en rodajas.
El Hornazo
Dividir la masa en dos porciones. Embadurnar de aceite el rodillo de amasar y estirar la masa, sobre la mesa o la encimera de la cocina que se habrá enharinado para que la masa no se pegue, hasta conseguir el tamaño adecuado. Espolvorear la bandeja del horno con harina y colocar en ella la masa estirada de forma que los bordes de la misma sobresalgan un poco de los de la bandeja. Repartir el relleno y tapar con la otra parte de la masa, que se habrá estirado de igual forma que la primera.
Con la punta de los dedos ir cerrando los bordes de la masa, doblando el borde de la base sobre la tapa, de forma que queden bien unidas y el relleno quede entre las dos hojas de masa. Si después de hacer las dos láminas nos hubiera quedado masa, se pueden hacer tiras y colocarlas como adorno encima de la tapa.
Batir un huevo y extenderlo con un pincel por toda la tapa del hornazo, de esta forma quedará la superficie brillante, dándole un mejor aspecto. Es conveniente pinchar con un tenedor en varias zonas de la tapa, para evitar que se levante con el calor.
Poner el horno a 180º y colocar la bandeja en la parte media del mismo. Dejar en el horno alrededor de 30 minutos.
Se puede tomar caliente o fría,

 
1 comentario

Publicado por en enero 9, 2010 en aldealengua

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

LOROLISTO Y SU CAPITAL SALAMANCA

UN POQUITO DE SU HISTORIA

Salamanca es una ciudad española, capital de la provincia homónima, situada en la comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene una población de 155.740 habitantes, y su área metropolitana alcanza los 207.309 (datos de 2009)[cita requerida], lo que la convierte en la segunda área más poblada de Castilla y León tras Valladolid. Está situada en el Campo Charro, junto al río Tormes.

Salamanca alberga la universidad más antigua de España, la Universidad de Salamanca, fundada en 1218 por Alfonso IX de León, y la primera de Europa que ostentó el título de Universidad por el edicto de 1253 de Alfonso X de Castilla y León y la bula del Papa Alejandro IV en 1255. Durante la época en la que fue una de las universidades más prestigiosas de Occidente se hizo popular la frase: Quod natura non dat, Salamantica non praestat, que significa «Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta».

Salamanca está ligada a la Historia Universal por nombres propios como: Antonio de Nebrija, Cristóbal Colón, Fernando de Rojas, Francisco de Vitoria y la Escuela de Salamanca, Fray Luis de León, o Miguel de Unamuno. Incluso Miguel de Cervantes Saavedra afirma en su libro El licenciado Vidriera:

Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado

En 1988 la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Cuenta con un importante patrimonio arquitectónico, entre el que destacan sus dos catedrales, la Catedral Vieja y la Nueva, la Casa de las Conchas, la Plaza Mayor, el Convento de San Esteban y las Escuelas Mayores. Desde 2003, la Semana Santa en Salamanca está declarada de Interés Turístico Internacional

Salamanca en la Historia Universal [editar]

Salamanca ha quedado vinculada a la Historia Universal por una serie de hechos y personalidades que llegaron a marcar la evolución de la sociedad occidental:

Historia antigua [editar]

Más presencia que los vaceos tuvieron los vetones, que imprimieron una fuerte personalidad en la zona de las actuales provincias de Ávila, Toledo y Salamanca.

En el siglo III a. C., Aníbal, en su avance por Iberia, sitia y toma la antigua ciudad de Helmantica (Salamanca). La leyenda cuenta que los salmantinos rindieron la plaza sin oponer resistencia y salieron de la ciudad; pero las mujeres llevaban bajo sus vestidos las armas de los varones, con las que luego sitiaron a los cartagineses dentro de la ciudad.

Con la caída de los cartagineses ante los romanos se consolida la ocupación y la ciudad comienza a adquirir cierta importancia. Pronto se convierte en un enclave comercial básico debido a su situación privilegiada como vado sobre el río Tormes, que a su vez la convierte en paso de una de las más importantes calzadas romanas de Hispania, la Vía de la Plata. Para esta calzada se construye el puente romano (siglo I) del que aún hoy se mantiene en pie la mitad norte (la otra mitad tuvo que ser reconstruida en el siglo XVII tras la Riada de San Policarpo)

Historia medieval [editar]

Con el fin del Imperio Romano, los alanos se establecen en Lusitania y la ciudad pasa a formar parte de esta región. Posteriormente los visigodos conquistan la ciudad y la anexionan a su territorio. Se tienen pocos datos sobre el desarrollo de Salamanca en la época visigoda, solamente se sabe que en el siglo IV la muralla romana se amplía con torreones sobre el mismo trazado, y que la fábrica de la cerca anterior quedó destruida prácticamente en su totalidad. Se sabe que en 589 la ciudad era sede episcopal pues figura entre las ciudades que enviaban obispos a los concilios de Toledo.

En el año 712, con la invasión musulmana de la península, Musa ibn Nusair conquista la ciudad. Durante la Alta Edad Media, la zona quedó como tierra de nadie y gran parte de sus núcleos de población resultaban destruidos con frecuencia por las frecuentes incursiones (algaradas) de los árabes. Salamanca quedó reducida a un núcleo carente de importancia y prácticamente despoblado. Los sucesivos intentos de los reinos cristianos de estabilizar esta área originan no pocos choques con las expediciones musulmanas hacia el norte, que provocaron diversas escaramuzas y batallas, como la de Alfonso I en 754, que acaban por arrasar lo que queda de urbano. La zona permanece prácticamente despoblada hasta que tras la importante victoria cristiana, en la batalla de Simancas del año 939, se inicia una tímida repoblación de la zona ribereña del Tormes que no tendrá ningún éxito frente al todavía todo poderoso Califato.

Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI, en el año 1085, se produce la repoblación definitiva de la ciudad. En 1102, Raimundo de Borgoña se dirige a la ciudad con un nutrido grupo de pobladores de diversos orígenes, por orden de su suegro Alfonso VI. Cada uno de estos grupos se instaló en una zona diferente de la ciudad. Francos, serranos (de las serranias de Urbión, la Demanda y Covaleda, entre las actuales provincias de Burgos, Soria y la Rioja), castellanos, portugueses, mozárabes (poblaciones hispano romanas o hispano godas que huyeron del dominio musulmán), toresanos, judíos y gallegos fundaron sus respectivas Iglesias y parroquias. Se restaura su Diócesis (siendo el primer obispo Jerónimo de Perigord) y se comienza a construir la catedral, a cuya vera nacen unas escuelas que serán el germen de la Universidad.

En el año 1230, bajo el reinado de Fernando III El Santo, se unen definitivamente los reinos de Castilla y León

En el siglo XIII, el monarca Alfonso IX de León otorga a las escuelas catedralicias el rango de Estudio General que, en 1253, se convertiría en Universidad de Salamanca por real cédula de Alfonso X, posteriormente ratificada por el papa Alejandro IV (1255). La universidad alcanzaría con el tiempo un gran prestigio.

El 12 de agosto de 1311 nació entre sus muros el único rey de Castilla y León que ha dado la ciudad, Alfonso XI el Justiciero. Accedió al trono con catorce años y conquistó Gibraltar al mando de las milicias castellano-leonesas, en las que destacaba la nutrida presencia de contingentes salmantinos.

Durante el siglo XV, Salamanca fue el escenario de grandes rivalidades entre las familias nobles de la ciudad, articuladas en dos bandos que se repartieron la ciudad: el de San Benito y el de Santo Tomé. Con el auge de la Mesta, Salamanca adquirió importancia como centro de manufacturas pañeras y como exportador de lan

Historia moderna

Como el resto de núcleos históricos de la Corona que tenían representación en Cortes, Salamanca se unió al movimiento de las Comunidades de Castilla (1520) contra los nuevos impuestos que reclamaba Carlos I en las Cortes y en defensa de sus manufacturas textiles contra los privilegios de los exportadores de lana. Tras la derrota de los Comuneros el rey Carlos I hizo desmochar las torres de los palacios de los salmantinos que se adhirieron a la revuelta.

El siglo XVI fue la época de mayor esplendor de la ciudad, tanto en la demografía como en la vida universitaria, gracias al prestigio de sus profesores, con la llamada Escuela de Salamanca (se calcula que Salamanca tenía unos 24.000 habitantes y hacia 1580 se matriculaban cada año 6.500 estudiantes). Después se unió a la decadencia generalizada de las ciudades de la Corona de Castilla en la meseta norte (12.000 habitantes en 1651).

En el siglo XVIII tuvo un importante renacimiento económico y cultural, que propició la terminación de la catedral Nueva (cuyas obras habían estado paradas durante casi un siglo), la construcción de su imponente plaza mayor barroca en 1729 y permitió rehacer muchos de los edificios monumentales dañados por el terremoto de Lisboa de 1755. En el aspecto cultural, también se notó el influjo de la Ilustración de los Borbones en la Universidad en el último tercio del siglo.

Historia contemporánea

Durante la guerra de la Independencia, Salamanca fue ocupada por las tropas del mariscal Soult en 1809 y permaneció en manos francesas hasta la batalla de los Arapiles (1812), en la que vencieron los ejércitos aliados bajo el mando de Wellington. Durante la ocupación, los franceses construyeron defensas y, para obtener materiales, destruyeron una importante parte de los edificios salmantinos, especialmente del barrio llamado de Caídos, donde se levantaban conocidos colegios mayores de la Universidad, de los que no queda ni rastro. El peor momento llegó cuando Fernando VII cerró las universidades españolas. A partir de la reapertura, la de Salamanca quedó reducida a una universidad de provincias.

En 1873, tras proclamarse la Primera República, Salamanca sufrió un levantamiento cantonalista que fue sofocado.

Durante el resto del siglo XIX la ciudad experimentó una leve recuperación al ser nombrada capital de provincia y al haberse construido el ferrocarril que unía Francia con Portugal, y que pasaba por la Meseta (Medina del Campo y Salamanca, 1877).

La sublevación del ejército contra la Segunda República triunfa en Salamanca desde el primer momento. Durante la Guerra Civil, entre octubre de 1936 y noviembre de 1937, el Palacio Episcopal fue residencia y centro de mando del general Franco. La ciudad fue también sede de las organizaciones falangistas y de algunos ministerios.

Tras la guerra se concentraron en Salamanca los documentos incautados por el ejército sublevado a medida que iban ocupando el territorio que había defendido a la República, con lo que se creó un gran archivo documental sobre la guerra civil española (Archivo General de la Guerra Civil Española). La parte de este archivo perteneciente a Cataluña fue trasladado a Barcelona en la primavera de 2006, tras grandes disputas entre el ayuntamiento salmantino y el gobierno español, y manifestaciones populares apoyadas por el Partido Popular y por Unidad Regionalista de Castilla y León[7] . El ayuntamiento de Salamanca, presidido por Julián Lanzarote (PP), cambió el nombre de la calle en la que se encuentra el archivo, de «Gibraltar» (nombre que homenajeaba a las milicias salmantinas que fueron con Alfonso XI a la conquista de Gibraltar) a de «El Expolio», como señal de protesta tras el traslado de los «papeles de Salamanca» a Cataluña.

En 1940, Pío XII funda la Universidad Pontificia de Salamanca como continuación de los antiguos estudios de teología.

En 1988 Salamanca es declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En 1998, por acuerdo de los Ministros de Cultura de la Unión Europea, Salamanca es designada, junto a Brujas, Capital Europea de la Cultura del año 2002. La ciudad también aspira a obtener la candidatura a la Expo de Salamanca en un futuro no muy lejano.

Actualmente la población de la capital salmantina, estancada desde hace unas tres décadas, ronda los 160.000 habitantes, aunque en 2006 descendió en más de 11.000 personas con respecto al año 1994. Esto se debe fundamentalmente al traslado de parte de su población al área metropolitana, fenómeno común a muchas otras ciudades españolas, aunque también hay un elevado índice de emigración a lugares como Madrid. Es significativo comprobar que la provincia de Salamanca tiene un alto índice de población envejecida respecto a los datos nacionales.
Por su parte, el sector servicios (el boyante turismo cultural y la Universidad) es la principal fuente de ingresos de la ciudad. Es especialmente relevante la actividad educativa durante el verano, ya que cuenta con una gran afluencia de estudiantes procedentes de muchos países, que en su mayoría vienen para aprender el castellano y asistir a diversos cursos de verano.

La capital salmantina acogió los días 14 y 15 de octubre de 2005 la celebración de la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

 
1 comentario

Publicado por en enero 9, 2010 en salamanca

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

LOROLISTO Y EL ROSCON DE REYES

LOROLISTO Y EL ROSCON DE REYES

Ingredientes para hacer Roscón de Reyes:
• 750 gramos de Harina de Fuerza (harina de trigo)
• 4 huevos
• 1 vaso de leche tibia
• 40 gramos de levadura prensada
• 125 gramos de mantequilla
• 125 gramos de azúcar
• Fruta escarchada para decorar

Vídeo receta para hacer Roscón de Reyes:

Mirando por la webs he encontrado esta receta , para hacer el roscón de reyes , a mi me ha quedado muy rico ,siguiendo los consejos del video…………..
Bueno en el vídeo al principio de la receta se indican 600 gramos de Harina, pero luego en la receta aparecen 750 gramos, en realidad las dos cantidades son correctas. Lo que pasa es que los 600 gramos de harina es lo que usaremos para hacer la masa del roscón de reyes y los 150 gramos restantes son los que se van usando en la mesa para amasar.
Por cierto con Harina de fuerza se refiere a una harina rica en gluten (la proteína del cereal) que es la que suelen usar los panaderos. Puedes encontrarla en las tiendas con ese nombre (harina de fuerza) o como harina de panadería
Un consejo que no hay que sacar el roscón hasta que esté completamente dorado. Si lo sacamos antes el roscón nos puede quedar crudo. Si sigues la receta paso a paso nos garantiza el éxito el día de Reyes

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 8, 2010 en aldealengua

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

LOROLISTO Y EL FINAL DE LAS FIESTAS

LOROLISTO Y FINAL DE LAS FIESTAS

Hoy  ya terminaron todas las fiestas y tenemos que empezar por recoger  todas las cosas de navidad que tenemos en casa, el árbol, adornos, belen, todo para el próximo año, guardarlo en cajitas………….

¿Qué tal se han portado los reyes? yo no me puedo quejar………………….

Hoy mirando una cámara que estaba rota, he encontrado unas fotos de las fiestas de mi pueblo y os las voy a mostrar de paso os diré como hago el flan de huevo ,para que os quede un buen sabor de boca después de las fiestas

Esta foto es de las fiestas de A LDEALENGUA

Tenia la receta que me dio  isabel, en un trozo de papel guardado entre las páginas de un libro en la cocina.

Buscando entre los recetarios algo “llamativo” para preparar un postre encontré el trozo de papel en cuestión y del que ya no me acordaba.

Me hizo gracia que apareciera de repente, sin buscarla, y me decidí a preparar de postre un     “flan de huevo casero

.

INGREDIENTES

  • 5 huevos (XL)
    750 ml. de leche entera
    10 cucharadas de azúcar, dos por cada huevo.
    Caramelo líquido:
    3 Cucharadas de azúcar

PREPARACION:

  • Preparamos el caramelo en una sartén, con las tres cucharadas de azúcar y media de agua.
  • El caramelo tiene que tener un color oscuro, sin llegar a que se queme el azúcar, ya que luego amargaría en vez de endulzar.
  • Vertemos el caramelo en una flanera extendiendo bien el caramelo por los bordes del molde.
  • En lo que se enfría el caramelo batimos en un bol, los huevos el azúcar y la leche
  • Lo vertemos en la flanera y lo introducimos al horno a 200º al baño María durante una hora más o menos.
  • Al cabo de la hora puedes pincharlo con un cuchillo para ver si está totalmente cuajado. Si sale limpio el flan está hecho. Por el contrario si sale manchado cierra el horno y déjalo otros diez minutos más
  • Una vez elaborado, lo sacamos del baño María, dejamos enfriar a temperatura ambiente y cuando lo esté lo guardamos en la nevera sin sacarlo del molde hasta que vayamos a usarlo el día siguiente.
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 7, 2010 en aldealengua

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

LOROLISTO Y LOS REYES MAGOS

LOROLISTO Y LOS REYES MAGOS

Esta noche  es la ilusión de todos los niños, yo recuerdo que ha mis hijos les decía que se tenían que ir prontito a la cama, para que los reyes les dejaran, muchas cosas y ellos se iban pronto, después de haberse tomado su roscón de reyes con el chocolate,………

Por la mañana me gustaba ver sus caras, con todas las cosas que le habían dejado los reyes que ilusionados y que inocencia……………

Los Reyes Magos (también conocidos como los Reyes Magos de Oriente) es el nombre por el que la tradición católica denomina a los visitantes (tres según la consideración más extendida) que, tras el nacimiento de Jesús, habrían acudido desde países extranjeros para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra.

Estos “magos”, según la creencia Católica, eran representantes de religiones paganas de pueblos vecinos y por eso ve en el Evangelio, las primicias de las naciones que acogen, por la Encarnación, la Buena Nueva de la salvación.[1]

En algunos países (normalmente hispanohablantes) existe la tradición de representar a los reyes trayendo los regalos que los niños les han pedido en sus cartas durante la noche anterior a la Epifanía. Pero en otros países se le llama “Pesebre” a toda esta representación.

La palabra “Mago”, proviene del elamita (Ma-ku-ish-ti) que pasando por el persa (Ma-gu-u-sha) y por el acadio(Ma-gu-shu)[2] llegó al griego como Μαγός (Magos, plural: μαγοι, mugí) y de ahí al latín Magi (Cf. Magíster) de donde llegó al español. Eran los miembros de la casta sacerdotal medo-persa de la época aqueménide y durante todo el reinado de Darío el Medo (521-486 APVM)(Para otras connotaciones, véase: otras interpretación abajo en este mismo artículo).

La figura católica de los Reyes Magos tiene su origen en los relatos del nacimiento de Jesús, algunos, fueron integrados de los evangelios canónicos que hoy conforman el Nuevo Testamento de la Biblia. Concretamente el Evangelio de Mateo es la única fuente bíblica que menciona a unos magos (aunque no especifica el número ni el título de “Reyes”) quienes, tras seguir una supuesta estrella, buscan al «Rey de los Judíos que ha nacido» en Jerusalén, guiándoles dicha estrella hasta Jesús nacido en Belén, y a quien ofrecen ofrendas de oro, incienso y mirra. Las tradiciones antiguas que no fueron recogidas en la Biblia, como por ejemplo el llamado Evangelio del Pseudo Tomás (o Evangelios de la infancia de Tomás) del siglo II, sin embargo, dan su número y les asignan nombre: Melchor, Gaspar y Baltasar, posiblemente sacerdotes zoroastristas provenientes de Persia. Los nombres son además diferentes según la tradición siriaca. Según posteriores interpretaciones los Magos fueron considerados originarios de Europa, Asia, y de África respectivamente. Costumbres relacionadas con los Reyes Magos.

En España, frente a la reciente introducción de Papá Noel en las costumbre navideñas debido a la influencia de la cultura estadounidense y otros países extranjeros, es tradicional que los regalos de Navidad a los niños los traigan los Reyes Magos la noche del 5 al 6 de enero. Antes, los niños deben mandarles una carta a los reyes pidiendo los regalos que quieren así como indicar los méritos por los que se merecen recibir regalos. La noche del 5 de enero los niños deben dejar sus zapatos en algún lugar de la casa. Al día siguiente se encuentran allí los regalos o, en el caso de haber sido malos, carbón en su lugar. El día seis de enero suele ser festivo en toda España, aunque al ser fiesta autonómica depende de las autoridades de cada región su establecimiento. No tiene por tanto consideración de fiesta nacional. También reciben regalos los adultos. Es típico desayunar el Roscón de Reyes, que en España suelen contener una figurita navideña en su interior.

En algunos países de hipanoámerica existe la costumbre adoptada de los españoles de que los niños (y por extensión los mayores) reciban regalos de los Reyes Magos, bien en la víspera, es decir, en la noche del 5 de enero, o la mañana del 6 de enero (Argentina y México). Es normal que los niños escriban una carta dirigida a los reyes solicitando los regalos que desean así como asegurando su buen comportamiento durante el año ya que, según la tradición, los niños que se portan mal reciben carbón dulce en vez de regalos.

Al igual que la costumbre anglosajona en torno a Santa Claus, es frecuente que los reyes magos aparezcan en tiendas de regalos y centros comerciales, donde los niños tienen la oportunidad de tomar una foto sentados en sus rodillas y entregar la carta con sus peticiones directamente. La representación consta normalmente de un escenario con tronos y los símbolos característicos, como figuras o dibujos de camellos, la estrella, un buzón y adornos de aspecto oriental. En los tronos es donde se sientan los reyes, habitualmente se trata de empleados caracterizados. En ocasiones se representan los tres reyes de la tradición, pero dependiendo de las circunstancias o el tamaño del escenario, puede incluirse únicamente uno. Además van acompañados de un paje, personaje característico que se encarga de conducir a los niños desde donde esperan con sus padres hasta los reyes y de recoger las cartas.
En algunos lugares, las autoridades organizan la llamada Cabalgata de Reyes el día 5 de enero, durante la cual los personajes suelen ir montados a caballo o en carrozas, vestidos con mantos y coronas, en lugar de la vestimenta frigia totalmente desconocida. El siguiente día, el 6 de enero, es festivo nacional. Ese día los niños disfrutan sus obsequios.
En España, los Reyes Magos ponen los regalos donde los niños han dejado sus zapatos. También se dejan dulces para obsequiar a los Reyes Magos e incluso agua o comida para los camellos, que es el medio de transporte
Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.» En oyéndolo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén. Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo(…)”
Los Reyes Magos o Magos de Oriente tienen su origen en la Biblia, más concretamente en el Evangelio de Mateo, en el que se menciona a unos magos judíos que visitan a Jesús tras su nacimiento como rey de los judíos. A pesar de contar con el apelativo de magos, en realidad se trataba de hombres sabios, astrólogos o sabios paganos. Con esta ofrenda por parte de sabios de otras culturas, se demostraría el peso del Dios Jehova ante los dioses de las otras culturas. En el Evangelio de Mateo, tampoco está explícito su número, sólo se indicaba que le ofrecieron: oro, incienso y mirra. El número de tres es establecido definitivamente en el siglo V por el papa san León I el Magno.
La tradición más difundida cuenta que vinieron de Oriente, en número de tres, en representación de los tres continentes hasta entonces conocido, y que iban guiándose por una estrella, conocida como La estrella de Belén, que les condujo hasta Belén. Allí buscaron al Niño Jesús recién nacido y le adoraron, ofreciéndole oro (representando su naturaleza real), incienso (que representa su naturaleza divina) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos).
Antes de llegar, encontraron al gobernador Herodes el Grande en la ciudad de Jerusalén, quien astutamente les conminó a que, de regreso, hablaran con él para darle noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño; y, así, poder ir él también a adorarle. En realidad, lo que quería era darle muerte, por eso ordenó la matanza de los inocentes.
La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) es en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena (Italia) a mediados del siglo VI. Su país de origen es totalmente incierto. Los testimonios más antiguos de la Iglesia de Siria afirman que procedían de Persia, de donde se sabe provenía la casta de los magos o astrólogos. Otros hablan de Caldea, de donde surgió la astrología.
En España y en otros países de tradición católica, se adoptó la costumbre de celebrar al mismo tiempo el día de la Epifanía y la festividad de los Reyes Magos, el 6 de enero, por darse a conocer Jesús al mundo por medio de éstos. En este día se celebraba en Egipto y Arabia el solsticio invernal. La costumbre es poner, la noche del día 5 de enero, sobre los zapatos, que los niños han dejado con dulces para los reyes de oriente, los regalos que han escrito en una carta dirigida a éstos, en
conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús. “Lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis” (Mt. 25, 40).
En tiempos de la colonización española, especialmente en Cuba y Puerto Rico, este día era de asueto para los esclavos negros, que salían a las calles a bailar al ritmo de sus tamboras. Esto origina el nombre de Pascua de los Negros con que el día es aún conocido en algunos países. También es costumbre realizar representaciones de la llegada denominada como Cabalgata de los Reyes Magos.
Los países anglosajones dedican el día 6 de enero a desmontar los adornos de la Navidad. Antiguamente se celebraban festejos con ese motivo y se cocinaba un pastel en el que se escondía un haba o una pequeña moneda de plata. La persona que encontraba el haba o la moneda era nombrada rey judío o señor del desorden y se veía obligada a encargarse de los festejos de esa noche. Esta tradición dio origen en España al típico roscón de reyes (rosca de reyes) que se toma en ese día y que esconde una pequeña sorpresa en su interior

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 5, 2010 en aldealengua

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,